AGEERA advirtió que la operatividad del SADI está en peligro

Son tres meses donde el Gobierno no ha saldado la deuda que mantiene la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) con las empresas nucleadas en la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGEERA). Esto llevó a que Nación formalice la propuesta para cancelar los incumplimientos que fines de abril alcanzaba 1.074.258.000.000 de pesos.

A través de la Resolución 58/2024 publicada este miércoles en el Boletín Oficial, la administración de Javier Milei oficializó la propuesta que le hizo Luis Caputo a las compañías.

La misma consiste en una quita del 50% mediante la entrega de un bono en dólares (AE38) para diferir los montos vencidos correspondientes a diciembre y enero. Mientras que el pago de febrero sería en efectivo.

Mediante un comunicado que lleva la firma del presidente de la comisión directiva de AGEERA, Gabriel Baldassarre, las empresas rechazaron la modalidad de pago y enumeró una serie de consideraciones.

  • Resulta en una afectación de los derechos contractuales de los Agentes Generadores y una violación a su derecho de propiedad privada;
  • Impacta en los compromisos financieros asumidos por algunos Generadores con quienes otorgaron financiamiento para desarrollar las inversiones en sus respectivas centrales;
  • Implica una quita adicional en la remuneración de los generadores que venden su energía al Spot en pesos, la cual ya se ha visto desvalorizada fuertemente por la elevada inflación de los últimos meses;
  • Afecta en forma directa los programas de operación, mantenimiento e inversión en generación incrementando innecesariamente el riesgo del sistema eléctrico, en particular a las centrales que venden su energía al Spot, en pesos y a precios desactualizados;
  • Resulta una alteración a contratos adjudicados en procesos licitatorios públicos lo que genera un precedente que desalentará nuevas inversiones, como ya sucedió en el pasado;
  • Compromete la responsabilidad de CAMMESA y del Estado Nacional (Secretaría de Energía), en tanto la misma afectaría derechos adquiridos de los Agentes Generadores los cuales forman parte de su propiedad;
  • Afecta la seguridad jurídica en general, y de manera particular en el MEM, lo cual resulta de extrema gravedad ya que sería la primera oportunidad desde la creación del MEM, en la que la Administración Pública modifica unilateralmente contratos de abastecimiento.

“Respecto de este último punto, es relevante recordar que los PPAs son contratos que se gestaron como un compromiso de CAMMESA en el marco de regímenes de promoción de inversiones en un sector en el cual, a pesar de existir la necesidad de nueva generación, no estaban dadas las condiciones para la inversión privada producto de una señal de precio fuertemente distorsionada por los subsidios”, remarcaron las compañías.

“Queremos destacar que una modificación unilateral, tanto en los contratos como en los demás derechos adquiridos, repercutiría fuertemente en el mercado eléctrico y las señales para inversión futura, así como en la credibilidad financiera de las empresas, del mercado y del país. De esta manera, un problema financiero del mercado energético se convertiría en un incumplimiento del Estado Nacional, fuerte signo de falta de seguridad jurídica”, afirmaron.

Un bono es para la deuda que mantiene Nación con las empresas.

AGEERA y una situación crítica

Desde la asociación también remarcaron que los agentes generadores se encuentran en una situación crítica y el cuadro de situación se puede agravar si la deuda se extiende con las obligaciones de marzo de este año.

“Adicionalmente, resulta de suma gravedad el hecho de que CAMMESA, contando con fondos disponibles provenientes de cobranzas de la demanda y de aporte del Tesoro Nacional no efectuó los pagos correspondientes”, subrayaron.

Desde AGEERA destacaron que esta situación un grave incumplimiento:

  • de sus deberes bajo la regulación aplicable (artículo 5.6. de Los Procedimientos de CAMMESA);
  • a lo instruido por la Secretaría de Energía de la Nación N° NO-2024-41388222-APN-SE/MEC de fecha 23/04/24 y;
  • a lo remarcado por el Directorio de CAMMESA con fecha 18/04/24, dado que no necesita CAMMESA instrucciones para cumplir con la normativa aplicable. Si bien se rechaza la Resolución en su totalidad, el hecho de sujetar el pago de febrero (para el cual como se dijo en el párrafo precedente, CAMMESA posee fondos disponibles desde mediados de abril) a la firma de un acuerdo en el cual se acepte el pago en bonos para los montos correspondientes a diciembre y enero (con la quita que ello implica), resulta especialmente inaceptable.

“Ante el escenario de incumplimiento de los pagos descripto, muchos de nuestros asociados han debido reprogramar mantenimientos, diferir la cancelación de costos operativos corrientes, aplazar el tratamiento de paritarias sindicales, siendo objeto de medidas de fuerza y hasta se han visto forzados a poner en riesgo el pago de salarios, encontrándose en muchos casos al límite de sus capacidades financieras”, aseveraron.

“Esta situación afecta el desarrollo normal de nuestra actividad y compromete críticamente la continuidad operativa del Sistema Argentino de Interconexión (SADI)”, advirtieron.

“Finalmente, manifestamos y reiteramos que esta asociación y sus asociados mantienen su voluntad de diálogo y están dispuestos a colaborar con las autoridades competentes en la búsqueda de soluciones aceptables tanto a este como el resto de los problemas del sector”, subrayaron.

Milei confirmó que en junio pagarán la deuda con Cammesa

El presidente Javier Milei confirmó este domingo que en junio el Gobierno saldará la deuda con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) a partir del “superávit financiero” generado en lo que va del año.

En diálogo con el programa “Si pasa, pasa”, que conduce Ignacio Ortelli por Radio Rivadavia, el mandatario aseguró que “los pagos de CAMMESA se van a hacer a mitad de año, en el mes de junio”, al momento de referirse a las deudas que permitieron consolidar el superávit fiscal, que fueron eje central de las críticas esbozadas este sábado por la expresidente Cristina Fernández de Kirchner.

Milei explicó que el pago se podrá afrontar ya que “a lo largo de lo que son los primeros cinco meses estamos generando mucho superávit financiero para compensar las partidas de CAMMESA y el pago de aguinaldos”.

En ese sentido, anticipó que “cuando vengan esos números, operativamente vamos a quedar en déficit, pero con lo acumulado antes las cuentas siguen equilibradas”.

El Gobierno le había adelantado a las Productoras de Gas y a los Generadores de Electricidad, a fines de la semana pasada, una propuesta para cancelar las transacciones de diciembre 2023 y enero 2024 mediante la entrega de títulos públicos por un monto aproximado de 600 millones de valor nominal.

Además, en la reunión encabezada por el ministro de Economía, Luis Caputo, se les comunicó a las operadoras que, a partir de febrero, los flujos están siendo normalizados.

Desde la cartera económica sostuvieron que “mediante la resolución de las deudas generadas por la política energética de la administración previa y la normalización del flujo, el Gobierno Nacional confía en que el sector pueda enfocarse, con estabilidad y previsibilidad, en mejorar el servicio para los usuarios”.

La deuda del Estado con las generadoras eléctricas ya roza los 1.300 millones de dólares en el primer trimestre, mientras que a las productoras de gas se les adeuda otros US$900 millones, según fuentes del sector e informes enviados a la Comisión de Valores.

Chubut sumará un nuevo parque eólico pensado para el hidrógeno

Chubut tiene decidido posicionarse como la provincia del hidrógeno verde. La jurisdicción cuenta con el exitoso proyecto de Hychico y tiene los parques eólicos más eficientes de Latinoamérica. Ahora pretende sumar más aerogeneradores en la localidad de El Escorial pensando en la producción del combustible del futuro.

En el marco del Foro de Transición Energética e Hidrógeno Verde, Nicolás Cittadini subrayó que el parque eólico tendrá una potencia de 200 megavatios y detalló cómo fueron las negociaciones con Nación y el grupo inversor.

“El Estado tenía que dar garantías y emitir deuda soberana por 400 millones de dólares y tomar crédito internacional. Fui a charlarlo y me dijeron que no. Nos cambiaron las condiciones. Esta vez tiene que ser inversión privada”, relató el secretario de Infraestructura y Planificación de Chubut.

Las autoridades buscaron inversores y se estableció un PPA (es un acuerdo o contrato de compraventa de energía a largo plazo entre un desarrollador renovable y un consumidor). La inyección de capital será a través de un fideicomiso y un inversor privado invertirá 360 millones de dólares.

La curiosidad es que Cammesa ya no será el comprobador de energía de los proyectos, sino que se tratará de un acuerdo entre privados.

“(El secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez) Chirillo nos contó que Cammesa ya no será más el garante de que uno pueda cobrar esa energía que produce, por lo que tuvimos que decirles a los inversores que tenían que buscar un mercado abierto: las cooperativas en Chubut no se pueden buscar porque están todas quebradas, así que hay que ir al mercado de los grandes consumidores o a la industria”, aseveró Cittadini.

“Los inversores están dispuestos a invertir y creo que en 2 o 3 meses se va a cerrar ese proyecto y vamos a empezar el parque eólico”, consideró.

Chubut caso testigo

En tanto, Mariela Beljansky, subsecretaria de Transición y Planeamiento Energético de la Nación, defendió el rol que la Casa Rosada le está destinando a Cammesa.

“El sector financiero le tiene que interesar mucho más que haya un pagador que sean industrias o que sea un distribuidor y no que sea alguien que no tiene ni un activo y que solamente dependía de que se le enviara plata del Tesoro Nacional, un Tesoro Nacional que está quebrado”, afirmó.

“Creo que puede ser que cueste a veces pararse con el inversor a decirle Cammesa no está más porque ya era un nombre conocido, pero en realidad Cammesa como tal solamente hacía de intermediario y pedía plata al Tesoro y después pagaba los PPA. Eso no está más porque el Tesoro Nacional no tiene plata para eso”, destacó.

En este sentido, la funcionaria nacional ponderó que Cammesa cumpla con su rol que tenía previsto por ley. “Que sea solamente la administradora del mercado mayorista eléctrico, da mucha más certidumbre porque el sector energético pasa a ser un sector sustentable en términos económicos y eso va a viabilizar que sea sustentable en términos de funcionamiento”, manifestó Beljansky.

Un bono para cancelar deudas por el Plan Gas y la generación de energía

Luego de comunicados a la Comisión Nacional de Valores (CNV) y cartas a la Secretaría de Energía de la Nación, el ministro de Economía, Luis Caputo, se reunió con las productoras de gas y a los generadores de electricidad para solucionar la deuda que mantiene Nación con las compañías. La propuesta fue un bono por $600.000 millones para resolver la crisis.

En el Palacio de Hacienda estuvieron presentes el secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo; los asesores del Ministerio de Economía Diego Adúriz, Martín Vauthier y Nicole Daltroy; y representantes de Cammesa, YPF, Tecpetrol, Pluspetrol, TotalEnergies, CGC, Pan American Energy, Pampa Energía, AES Corporation, Central Puerto y Grupo Capsa, entre otros.

En este marco, Caputo recordó que la gestión de Javier Milei se hizo cargo con fondos del ejercicio 2024 de las transacciones impagas de Cammesa de octubre y noviembre 2023, correspondientes en su totalidad a la administración de Alberto Fernández.

“Dado el esfuerzo presupuestario ya realizado para cancelar múltiples deudas del gobierno anterior, se presentó una propuesta para cancelar las transacciones de diciembre 2023 y enero 2024 mediante la entrega de títulos públicos por un monto aproximado de 600 millones de valor nominal”, subrayaron desde el Palacio de Hacienda.

Además, se les comunicó a las compañías que, a partir de febrero, los flujos están siendo normalizados.

“Mediante la resolución de las deudas generadas por la política energética de la administración previa y la normalización del flujo, el Gobierno Nacional confía en que el sector pueda enfocarse, con estabilidad y previsibilidad, en mejorar el servicio para los usuarios”, afirmaron desde Economía.

Las empresas transportadoras de energía eléctrica solicitaron una readecuación de ingresos.

Un bono como solución

Según pudo reconstruir eolomedia, Cammesa está debiendo los cumplimientos de diciembre, enero y febrero con las generadoras de energía. La transacción implica que, si una compañía entrega energía del 1 al 31 de cada mes, ese pago se efectivizará a los 42 días. En este caso, el atraso ya lleva casi 120 días.

El drama se agudiza porque Nación “paga en cuotas” y las empresas deben destinar esos fondos a cancelar impuestos y gastos corrientes que tienen. A esto se suma que lo último que cobran las compañías es absorbido por la inflación.

El problema central está puesto en las pequeñas compañías que le venden energía netamente a Cammesa y dependen sí o sí de ese pago para poder hacer frente a sus responsabilidades (como lo son reparaciones, mantenimiento de equipos o el pago de salarios de sus trabajadores).

Empresas como YPF Luz, Pampa Energía, MSU, AES o Central Puerto “tienen espalda” para aguantar el atraso, pero el malestar ya comienza a ser notificado a la Comisión Nacional de Valores.

A través de comunicados, las compañías informaron el atraso de los pagos de Cammesa y piden la pronta cancelación de la deuda para que el problema no escale y ponga en peligro el suministro energético.

Uno de los casos es AES Argentina Generación S.A. La firma detalló que Cammesa mantiene una deuda por 37.483 millones de pesos. “Si esta situación de mora se extendiere en el tiempo o se acumularan más períodos transaccionales, esa situación afectará la capacidad de pago de las obligaciones de la compañía en general”, advirtió AES.

Otro de los ejemplos es Pampa Energía. La empresa destacó que Cammesa tiene una deuda de 133.191.236,814 de pesos, encontrándose vencidos y pendientes de pago las transacciones de los meses de diciembre 2023 por un total de 38.907.909, 098 de peos, enero 2024 por un total de 43.965.580,313 de pesos y febrero 2024 por un total de 50.317.747,401 de pesos.

Energía recibió 66 proyectos por 7.112 Mw

En la apertura de ofertas por la licitación de 3.000 MW de generación térmica con el objetivo de dar mayor confiabilidad y eficiencia al sistema, la Secretaría de Energía de la Nación recibió un total de 66 proyectos por 7.112 MW que representan compromisos de inversión por US$ 9.000 millones.

La titular de la cartera, Flavia Royon, dio inicio a la apertura de ofertas de la convocatoria para Contratos de Abastecimiento de Confiabilidad de Generación Térmica (TerCONF) con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (CAMMESA).

El acto contó también con la presencia de Sebastián Bonetto, Gerente General de Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y Maximiliano Bruno, Director Nacional de Generación Eléctrica.

“La cantidad de proyectos presentados nos pone muy contentos, agradezco a las empresas que deciden invertir y seguir apostando en nuestro país en un momento complejo. Algunos dicen que somos inviables, esto claramente es una señal y un aliento de que Argentina sí es viable y que tenemos que seguir trabajando por el desarrollo del país”.

La licitación busca cubrir 3.000 MW de generación térmica con el objetivo de dar mayor confiabilidad y eficiencia al sistema y se recibió un total de 66 proyectos por 7.112 MW, de 20 empresas y en 13 provincias del país, lo que representan aproximadamente compromisos de inversión por 9.000 millones de dólares.

Al respecto, Sebastián Bonetto indicó “esto es fundamental para asegurar ofertas de generación firme y confiable para modernizar el parque generador, mejorar su confiabilidad y acompañar el cubrimiento de la demanda futura de energía”.

La convocatoria busca incorporar ofertas de cualquier tecnología de generación térmica o cogeneración de energía eléctrica que permita agregar potencia al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) mediante la instalación de equipamiento nuevo o con menos de 15.000 horas de uso verificado.

Es requisito asegurar el suministro de energía eléctrica de largo plazo e incentivar el abastecimiento y uso eficiente de dicha energía, especialmente en períodos de alto requerimiento debido a las condiciones exigentes de temperatura.

En sus palabras, Royon agradeció a los oferentes y al equipo técnico de la Secretaría y de Cammesa: “había mucha presión para llegar y fueron muchos días y noches de trabajo. Así que muchísimas gracias a todo el equipo técnico, gracias por hacer que tengamos un proceso de licitación competitivo, donde técnicamente demos soluciones a aquellos nodos críticos que necesitábamos”.

Esto va en línea con el Plan de Transición Energética 2030 que lleva adelante Energía para reducir las emisiones de gases de efecto invernaderos.

Se espera que el incremento previsto en la disponibilidad de gas de Vaca Muerta y las ampliaciones de transporte contribuyan a la optimización del despacho, reduciendo el consumo de combustibles alternativos.

Esta convocatoria se enmarca en la Licitación de la Resolución N° 621/2023 y constituye un paso fundamental para incorporar generación más eficiente, colaborando con una matriz energética diversificada y más sustentable.