Río Negro y Neuquén quieren la “propiedad compartida” de las hidroeléctricas

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, insistió en la posibilidad de compartir la propiedad de las represas de la Cuenca del Comahue con la provincia de Neuquén y los gremios y trabajadores del sector, al resaltar que de allí se aporta el 25% de la energía eléctrica que abastece a la Argentina.

Así lo expresó al encabezar el acto en que se inauguró el primer edificio de Energía Sustentable que será la nueva sede de la Secretaría de Energía provincial, y contará con abastecimiento eléctrico generado por energías renovables a la vera de la ruta 22, en la ciudad de Cipolletti.

Además, Weretilneck dijo que “Río Negro va a trabajar en explotar fuertemente la potencialidad de los recursos mineros”.

En el acto oficial, Weretilneck dijo que “sin energía no hay bienestar ni posibilidad de crecer como sociedad”, por lo que proclamó que uno de los objetivos energéticos compartidos con la provincia de Neuquén es el defender ante el Estado Nacional el poder procedente de las represas ubicadas sobre el rio Limay.

“A partir de 1994 los recursos naturales son de las provincias, nuestro gas, nuestro petróleo y nuestra agua es propiedad de los neuquinos y de los rionegrinos, y esa propiedad es la que pretendemos que sea respetada en los futuros contratos que se establezcan”, enfatizó el mandatario.

En esa línea, afirmó: “Queremos la propiedad compartida de las represas con los neuquinos, con los gremios y trabajadores, aspiramos a discutir un nuevo precio de regalías, y un canon de agua como corresponde”.

“El 98 % del petróleo y el 96 % del gas que se consume en el país es producido por los patagónicos, fundamentalmente de Neuquén”, aclaró al también resaltar que “entre las dos provincias se produce cerca del 25% de la energía eléctrica que abastece a la Argentina”.

Finalmente, dijo que “la falta de culminación de la ruta nacional 22 por donde ingresa y egresa prácticamente el 90% del tránsito de las dos provincias y la producción de Vaca Muerta, desde hace 30 años es la síntesis más clara de la falta de compromiso y de respeto de las políticas nacionales por la región”.

El gobernador rionegrino concluyó que los patagónicos demandan “ser respetados y que a través del diálogo demostrar cómo formar parte de una Nación. Lejos de los conflictos, el interés de los pueblos es no ser avasallados por el poder central y que el esfuerzo y el aporte con sus impuestos y producción sea retribuido con mejora en la vida de los rionegrinos”, enfatizó.

El edificio sustentable inaugurado hoy concentrará a todos los organismos dependientes de la Secretaría de Estado de Energía y Ambiente de Río Negro y será abastecido con una serie de módulos fotovoltaicos montados en uno de los sectores destinados al estacionamiento.

Río Negro y Neuquén intimaron a Nación por las concesiones hidroeléctricas

Los gobernadores de las provincias de Río Negro, Alberto Weretilneck, y de Neuquén, Rolando Figueroa, enviaron cartas documento a Nación en defensa de los recursos naturales que, según se aclaró, “son potestad de las provincias”, ante el inminente vencimiento de los períodos de transición de las concesiones de generación hidroeléctrica en la cuenca de los ríos Limay y Neuquén.

Según informó el gobierno rionegrino en comunicado, el reclamo es “en defensa de los recursos naturales de las provincias y buscando establecer un claro precedente”.

Además precisó que “el mandatario rionegrino envió una carta documento dirigida al Ministerio del Interior, sustentada en los artículos 1°, 5°, 121 y 124 de la Constitución Nacional, que establecen el dominio originario de las provincias sobre sus recursos naturales, así como en los artículos 70, 71 y 81 de la Constitución de la Provincia de Río Negro, que refuerzan la propiedad originaria de los recursos naturales en su territorio, dejando en claro la potestad de la provincia para controlar y regular el uso de estos recursos”.

Por su parte, el gobierno neuquino también “envió carta documento al secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo, en la que indica que ante la falta de respuestas y de evasivas por parte del Estado Nacional, la provincia se ve forzada a intimar y exigir que se abstenga de tomar cualquier tipo de decisión o medida respecto de las represas, sin antes dar participación a la provincia”.

En ese marco, el mandatario neuquino “refirió a los aprovechamientos hidroeléctricos de los ríos Limay y Neuquén y puntualmente a las concesiones de El Chocón, Piedra del Águila, Alicurá, Cerros Colorados y Arroyito, cuyos períodos de transición fueron recientemente prorrogados”.

Así, ambos gobiernos pidieron que “el Estado Nacional, y sus dependencias, se abstengan de otorgar cualquier tipo de concesión, prórroga o autorización relacionada con la explotación de dichos complejos hidroeléctricos sin obtener previamente el consentimiento de las provincias”.

Las notificaciones advierten que “cualquier acción unilateral por parte del gobierno nacional será considerada inválida y carecerá de derechos frente a la provincia”

“Además, se subraya la posibilidad de iniciar acciones legales contra los eventuales concesionarios o explotadores de los recursos, en caso de no respetarse las disposiciones provinciales”, puntualizó el comunicado.

La acción por parte de las provincias dueñas de los recursos naturales establece un importante precedente en la relación entre el poder central y los estados provinciales en materia de gestión de recursos naturales.

Asimismo, evidencia la firme determinación de proteger sus intereses y ejercer su autonomía en este ámbito crucial para su desarrollo y sustentabilidad.

“Los gobernadores aspiran a la posibilidad de abrir un diálogo constructivo con el gobierno central que respete los principios constitucionales y las competencias provinciales, en aras de encontrar soluciones que beneficien a ambas partes y promuevan un uso responsable de los recursos naturales en la región”, concluyó el comunicado.

Ambos complejos hidroeléctricos fueron concesionados a privados en 1993 y a fin del año pasado llegaron a su final los contratos.

Previo a esto, el ex ministro de Economía Sergio Massa definió una prórroga por 60 días como periodo de transición antes de otorgar las nuevas concesiones.

Los contratos vencidos fueron otorgados un año antes de la reforma de la Constitución Nacional que otorgó la potestad sobre los recursos naturales a los estados provinciales.

Ahora Neuquén y Río Negro quieren participar de las nuevas licitaciones.

Un proyecto de ley para que las represas vuelvan a las provincias

La diputada provincial, Lorena Parrilli, expresó que “los recursos son de los neuquinos, por lo tanto tenemos derecho a ser parte de la administración de las hidroeléctricas que están sobre ríos neuquinos; no hay lugar para continuar con las represas hidroeléctricas privatizadas”.

Junto a diputados del bloque Frente de Todos, Darío Martínez y Darío Peralta, presentó un proyecto de comunicación para solicitar al Poder Ejecutivo Nacional la implementación de mecanismos que permitan que el Estado Nacional, en asociación con las provincias que tienen poder originario sobre los recursos, asuman la administración, operación y explotación de las concesiones hidroeléctricas al finalizar su prórroga.

El objetivo de este proyecto es que el Estado Nacional asuma esta responsabilidad sin perjudicar las obligaciones de los concesionarios actuales.

Durante la década del ’90, se implementó la reforma del Estado y se sancionó la Ley 24.065, que privatizó la generación y transporte de energía eléctrica a cargo de empresas estatales. Esta ley implicó la transferencia de la administración y explotación de las centrales hidroeléctricas del sector público al sector privado a través de contratos de concesión de 30 años.

A partir de agosto de 2023, comenzaron a vencer los contratos de concesión de los aprovechamientos hidroeléctricos. En los fundamentos del proyecto la diputada Parrilli indicó que “durante los 30 años de la privatización no quedó nada para las ciudades donde se encuentran las hidroeléctricas, ningún tipo de inversión en una mejora de infraestructura y capital, y la hidroenergía no generó mayor inversión ni garantizó la expansión del sector en la región”.

 

 

“Esto llevó a una disminución en la participación de la hidroenergía en la matriz energética, pasando del 43 por ciento en 1994 al 25 por ciento actual. Hoy, la generación de energía eléctrica depende en gran medida de los hidrocarburos, con un 60 por ciento proveniente de fuentes térmicas que utilizan gas natural como combustible. Entre el 25 por ciento y el 40 por ciento del consumo diario de gas natural del país se destina a la generación de energía eléctrica, dependiendo de la estacionalidad de la demanda”, agregó.

“Con este proyecto pretendemos que el Estado Nacional, en asociación con las provincias titulares del recurso, asuma la administración, operación y explotación de los recursos hídricos ubicados en el territorio jurisdiccional. Esto permitirá detener los giros al exterior de las utilidades obtenidas en la explotación de las concesiones y promover la inversión en fuentes renovables”, afirmó la legisladora provincial.

Según la Reforma Constitucional de 1994 las provincias son titulares del dominio originario de los recursos naturales. Por lo tanto, nuestra provincia está en condiciones de ejercer ese derecho y colaborar en la administración de los aprovechamientos hidroeléctricos junto con el Estado Nacional y otras provincias cuando corresponda.

“Esta medida forma parte de un proceso de transición energética que busca diversificar la matriz energética y promover la participación del sector privado en asociación estratégica con las provincias titulares del recurso”, aseveró Parrilli.

Las represas del río Santa Cruz suman otra turbina

La construcción de las represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz avanzan con un cumplimiento de casi 50%, en el caso de la central Jorge Cepernic, para la cual se espera que esta semana llegue una nueva turbina proveniente de Shanghái.

A comienzos de diciembre llegó al país, también fabricada en China, la primera de las tres turbinas tipo Kaplan que potenciarán la Central Hidroeléctrica que se estima podrá estar en funcionamiento en 2025, en tanto que la totalidad de la obra estaría operativa hacia 2028.

Según informó Télam, el complejo hidroeléctrico tendrá una potencia instalada de 1.310 MW – 360 MW a la central Cepernic y 950 MW de la Kirchner- lo que una vez en marcha, permitirá un ahorro anual de US$ 1.500 millones por sustitución de importación de combustibles líquidos.

Fuentes de la empresa estatal Energía Argentina -a cargo de la obra- indicaron que la segunda turbina Kaplan tiene fecha prevista de llegada al puerto de Punta Quilla, en Puerto Santa Cruz, a partir de la semana del domingo 15, de acuerdo a la última fecha informada desde el buque que proviene de China.

Se trata de una de las tres turbinas Kaplan de 120 Mw que se instalarán en la central hidroeléctrica Jorge Cepernic, y se prevé que la tercera de estas unidades generadoras estará también en el país en los primeros meses del 2024.

Al llegar a puerto comienza el proceso de descarga que puede durar unos 5 días y de manera inmediata se trasladan a la obra, con un operativo logístico de casi 200 kilómetros..

La realización de las obras fue adjudicada a la UTE conformada por la empresa china Gezhouba y la nacional Eling.

El avance de las obras permite en la actualidad la realización de tareas de hormigonado en zona de vertedero y casa de máquinas, a su vez también tareas de construcción de terraplén de cierre de presa en margen izquierda y margen derecha, en el caso de la represa Jorge Cepernic.

En tanto, en la obra de la represa Néstor Kirchner se realizan tareas de relleno, movimiento de suelo, hormigonado y terraplén, ya que va en una etapa con un avance de casi el 20%.

Hoy en el proyecto hay unos 2.600 trabajadores de la unión de empresas que está construyendo las represas entre las dos obras.

También hay personal de subcontratistas, inspección de obra y supervisión de obras, por lo cual, contabilizando todos, hay unos 3000 trabajadores relacionados de forma directa al proyecto.

En tanto, se estima que hay otros 5.000 puestos más de trabajo indirecto de proveedores que brindan servicios y materiales a la obra sobre el río Santa Cruz.

Como parte de ese desarrollo se estima que habrá un hito fundamental durante 2024 con el llamado desvío de río, lo que permitirá iniciar el llenado del lago de la represa, en tanto para lo que resta de este 2023 se continuará con los trabajos de movimientos de suelo y de hormigonado masivo según las etapas simultáneas.

Los estudios preliminares de los proyectos se remontan a 1970, y luego de distintas modificaciones -la más sustanciales realizadas en la gestión Cambiemos- las centrales tendrán una potencia instalada de 1310 megavatios lo que representa el 5% del máximo consumo nacional en punta y permitirá una generación media anual mayor a 5.000 GW.

Las características de las represas

El acantilado de la central Néstor Kirchner se encuentra ubicado a 130 kilómetros de la localidad de El Calafate, tiene una potencia de 950 mW y una altura de 73 metros.

Está compuesta por 5 turbinas Francis con una generación anual de 3380 Gw/h, la longitud del muro será de 2000 metros y la superficie del embalse tendrá 250 kilómetros cuadrados.

La Represa Jorge Cepernic está localizada a 170 kilómetros de la ciudad de Comandante Luis Piedra Buena, y cuenta con una capacidad instalada de 360 mw y 41 metros de altura.

La extensión del muro es de 2445 metros, la casa de máquinas está compuesta por 3 turbinas Kaplan y la superficie del embalse será de 200 kilómetros cuadrados.

En cuanto al financiamiento de la obra, en junio, en el marco de la visita a China del ministro de Economía, Sergio Massa, junto con la secretaria de Energía, Flavia Royon, y el presidente de Energía Argentina, Agustín Gerez, se acordó la continuidad de lo desembolsos por una inversión total de US$ 5.000 millones.

Para entonces se trabajó en la nueva adenda de los acuerdos bilaterales para que se pudiera concretar un desembolso de US$ 524 millones antes del 15 de junio y otro importe similar para lo que resta del año.

En diciembre, el mismo consorcio transfirió a la Argentina US$ 288 millones para restituir fondos del Tesoro por los avances de obras durante 2021 y 2022.

Y en enero de este año concretó otro desembolso por US$ 212, que se vienen utilizando para los pagos actuales del componente nacional de la obra.

La empresa china Gezhouba Group está al frente del consorcio que también integra la nacional Eling -ex Electroingeniería- con el financiamiento del conjunto de bancos integrado por China Development Bank Corporation, Industrial and Commercial Bank of China Limited (ICBC) y Bank of China Limited.

El crédito se repaga con la generación de energía que producirán las represas, es decir que el Contrato de Venta de Energía es el que reúne los fondos para afrontar el Crédito.

Una vez concluido el periodo de amortización estimado en un plazo de diez años, quedarán para el Estado Nacional dos modernos aprovechamientos hidroeléctricas que producirán un ahorro de millones de dólares al año por sustitución de generación termoeléctrica e importación de energía

Una vez puesta en marcha, las represas contribuye con energía limpia a la matriz energética argentina y al mismo tiempo fortalecerá la meta del autoabastecimiento energético.

Una mesa político- técnica para definir el futuro de las represas

Las provincias de Rio Negro y Neuquén conformarán con el Gobierno nacional una mesa político-técnica para definir el manejo futuro de las represas hidroeléctricas de la cuenca del Comahue, cuyos contratos de concesión vencen a partir agosto próximo, al concluir el plazo de concesión de 30 años iniciado en la década del ’90.

Así lo anunció este jueves, a través de su cuenta de Twitter, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, tras una reunión que mantuvo en la Ciudad de Buenos Aires con el ministro de Economía, Sergio Massa.

Nos reunimos con el ministro Massa y acordamos la conformación de una mesa político-técnica para definir el manejo de las represas a futuro“, expresó Carreras en un mensaje que minutos después retuiteó el titular de la cartera de Economía.

De acuerdo a lo surgido en ese encuentro, la mesa de trabajo a conformarse “contará con la participación de las provincias de Río Negro, Neuquén y de la Nación”.

A partir de esta definición, se espera que el ministro de Economía junto a la secretaria de Energía, Flavia Royon, “convocarán a los gobernadores en ejercicio, como también a los mandatarios electos Alberto Weretilneck y Rolando Figueroa“, explicó Carreras.

“Ante esto el ministro Sergio Massa mostró voluntad de diálogo y consenso hacia las provincias involucradas para una mayor participación ante la regulación de las centrales”, reseñó la gobernadora.

A comienzos de semana, Massa y Royón recibieron también en Buenos Aires al gobernador electo de Neuquén, Rolando Figueroa.

Las concesiones de las represas hidroeléctricas sobre los ríos Limay y Neuquén vencen en agosto de este año.

Se trata de los complejos de Alicurá operada por la empresa AES Argentina; El Chocón y Arroyito, a cargo de la firma Enel Generación; Planicie Banderita, operada por Oroazul Energy, cuyos contratos vencen el 11 de agosto; y Piedra del Águila , a cargo de Central Puerto, cuya concesión vence el 29 de diciembre.

La semana pasada, Royón instruyó a la empresa estatal Energía Argentina (Enarsa) para que asuma “transitoriamente” la operación de las centrales hidroeléctricas de la cuenca del Comahue, que abarca las provincias de Neuquén y Río Negro, lo que incrementó el reclamo de los dirigentes de ambas provincias.

La posibilidad de que las provincias -que alegan la propiedad del recurso- tengan el manejo de las represas enfrenta un obstáculo legal importante ya que los activos se encuentran registrados bajo la titularidad de la Nación, que fue el encargado del financiamiento y construcción de todas obras.

Asimismo, Royón aclaró ante el reclamo de las provincias que “una cosa es el recurso del agua y otra la central en si misma que fue construida con recursos de todos los argentinos y así la ley lo marca, que cuando termina la concesión revierte al estado nacional”.

Enarsa se haría cargo de cuatro represas

La diputada nacional de Juntos por el Cambio, Jimena Latorre, criticó la decisión del gobierno de instruir a Enarsa a hacerse cargo de la generación de energía eléctrica, al vencimiento de las concesiones en las centrales El Chocón-Arroyito, Alicurá, Planicie Banderita y Piedra del Águila.

“La ignorancia y la avaricia es tal que, en lugar de hacer uso del año de prórroga del contrato y dejar que el próximo gobierno defina su política energética, se apoderan de cuatro meses de recursos para hacer caja”, denunció Latorre.

“La secretaria de Energía, Flavia Royón, mediante una nota de Instrucción, pone a una empresa deficitaria que subsiste a fuerza de transferencias del Tesoro, sin condiciones ni procedimiento de delegación alguno, a cargo de cuatro complejos hidroeléctricos fundándose en una ley que le indica hacer todo lo contrario. La ‘instrucción’ de Royón esta viciada de nulidad. Ella, de inoperancia“, advirtió la diputada mendocina.

“La decisión afecta a las provincias dueñas de los bienes y también la operatividad del Sistema Argentino de Interconexión Eléctrico”, resaltó Latorre y añadió: “Los complejos afectados representan el 50 por ciento de la energía hidroeléctrica del país”.

Hay que recordar que los legisladores nacionales por Mendoza, Alfredo Cornejo y Jimena Latorre, presentaron en el Congreso de la Nación dos iniciativas con respecto a la propiedad y facultad concedente de las centrales hidroeléctricas y la otra que deroga un decreto del gobierno de facto de Lanusse sobre las regalías de Los Nihuiles

La primera de ellas impulsa la “Federalización de la Generación de Energía Hidroeléctrica”, tendiente a actualizar la normativa vigente. Por ello requerirán de un marco legal ordenado, que brinde seguridad jurídica a las inversiones por venir y que sea consecuente y respetuoso de la Constitución Nacional.

La iniciativa propone modificar el articulado de la Ley N° 15.336, con el fin que la normativa establezca que “la generación de energía eléctrica será de jurisdicción provincial o nacional, conforme al territorio en el que se encuentre emplazada su fuente” y que “corresponde a las provincias o al Estado Nacional, otorgar las concesiones y ejercer las funciones de policía y demás atribuciones inherentes al poder jurisdiccional”.

Entre agosto de este año y 2029 vencen las concesiones de once centrales hidroeléctricas ubicadas en las provincias de Neuquén, Río Negro, Mendoza, Tucumán, Chubut, Santa y San Juan”, explicó Latorre.

“Ante la inminencia de los vencimientos el Gobierno Nacional lo único que ha hecho es la creación del Equipo de Trabajo de Aprovechamientos Hidroeléctricos Concesionados (ETAHC), que a la fecha no ha presentado un solo informe de los que la norma le encomienda”, agregó la diputada nacional.

En tanto, Cornejo subrayó: “con el objeto de reorganizar el régimen de generación de energía eléctrica en un marco acorde a la Constitución Nacional, es que entendemos que el título para la actividad de generación hidroeléctrica debe ser otorgado por las provincias; el comercio interprovincial de la electricidad está sujeto a regulación federal y las concesiones provinciales no pueden interferir con ella”.

Por otra parte se presentó un proyecto para la derogación del Decreto 1560/73, y que la regalía prevista en el artículo 43° de la Ley 15.336 por la utilización del Sistema Hidroeléctrico Los Nihuiles sea liquidada en su totalidad y retroactivamente a la provincia de Mendoza, en tanto titular exclusivo de la fuente hidroeléctrica, hasta la finalización de la concesión, momento en el que, como se propone en el primer proyecto, el poder concedente pasaría a la provincia y dicho artículo 43 quedaría derogado.

En 1973, el Poder Ejecutivo Nacional de facto a cargo del General Lanusse, ordenó ilegítimamente a través del decreto N° 1.560/73 que Agua y Energía liquidará en favor de La Pampa el cincuenta por ciento (50%) de las regalías que pagaba a Mendoza, situación que se mantiene hasta el presente, pese a los reiterados esfuerzos de Mendoza por derogar el decreto de Lanusse.

“Existe una demanda histórica de Mendoza respecto de las regalías hidroeléctricas del sistema de los Nihuiles, que tiene un reparto de regalías único en el país”, advirtió Latorre y agrego La teoría de la fuente hidroeléctrica es la que aplica nuestro país para liquidar las regalías en cuarenta y tres centrales hidroeléctricas de todo el país, con la única excepción del complejo hidroeléctrico Los Nihuiles

Ante esto, Cornejo comentó que “hemos hecho un gran trabajo en todo este tiempo. No tenemos cortes de luz o de electricidad, como ha tenido AMBA o el gran Buenos Aires, en pleno verano. Eso ha sido un gran trabajo, se hizo cuando Jimena estaba en el EPRE, pero también de las autoridades actuales del ente de contralor y la Secretaría de Servicios Públicos”, aseguró y dijo que “hemos ampliado líneas con fondos que son provinciales. Se ha hecho un trabajo que mejora el servicio”.

Si bien el río Atuel es un río interprovincial “de curso sucesivo”, todas las presas y centrales hidroeléctricas que conforman el Sistema del Atuel, entendidas jurídicamente como fuente hidroeléctrica), se encuentran en la provincia de Mendoza.