Pasivo ambiental: la carta que juegan Chubut y Santa Cruz contra YPF

Las fotos de camaradería fueron solo un recuerdo de verano. El romance entre la nueva cúpula de YPF y la Cuenca del Golfo San Jorge se diluyó como arena entre los dedos. Chubut y Santa Cruz aceptan a su manera el retiro de la empresa de mayoría estatal de los yacimientos convencionales, pero quieren un resarcimiento por el pasivo ambiental que, según denuncian las autoridades, YPF pretende desligarse rápidamente.

Tal como viene informando eolomedia, el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, fue una de las primeras personas en poner este tema sobre la mesa. “El pasivo ambiental que tiene en esta provincia, que tiene en el pueblo de Comodoro, es mucho más plata de lo que vale YPF”, subrayó el mandatario chubutense.

La preocupación fue escalando con el correr de los últimos días. Esto llevó a que el municipio de Comodoro Rivadavia presente un proyecto de ley que regule los pasivos ambientales.

La iniciativa que se encuentra disponible en el Concejo Deliberante tiene 18 artículos donde se destaca la creación de un Registro Municipal de Pasivos Ambientales de la Industria Hidrocarburífera, que implicará que las empresas deberán presentar en un plazo de 90 días el Plan Tentativo de saneamiento, restauración y/o monitoreo, que inevitablemente deberá ser aprobado, observado o rechazado formalmente por la autoridad de aplicación.

YPF fue el parámetro de que algo no estaba bien, pero no es la única empresa que busca hacer lo que quiere, como si fuéramos una colonia con ciudadanos de segunda. Acá tenemos derechos y es justo y lógico que, así como explotaron nuestros recursos durante años, cuando pretenden irse, se ocupen de dejar todo en condiciones”, sostuvo el intendente de Comodoro Rivadavia, Othar Macharashvili.

La normativa también establece un control más estricto y sanciones más severas a las operadoras que no cumplan con el saneamiento. “Existen más de 4 mil pozos dentro del ejido urbano generando radios de seguridad que, en el desarrollo urbanístico, provoca restricciones a los lotes lindantes, impidiéndole a los vecinos tener servicios como el gas”, aseveró el jefe comunal.

 

“Que se vayan, pero paguen el pasivo ambiental”

Desde que asumieron Torres y su par de Santa Cruz, Claudio Vidal, trabajan en un bloque. Los gobernadores tratan de articular gestiones para la Cuenca del Golfo San Jorge. Es por eso que el reclamo por el pasivo ambiental de YPF es uno solo.

El Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz realizó este lunes la primera acción en contra del retiro de la empresa de mayoría estatal de los yacimientos maduros.

En una multitudinaria asamblea en la localidad de Cañadón Seco, el secretario general del gremio, Rafael Güenchenen, cuestionó la “irresponsabilidad” de YPF para retirarse de forma desordenada de los yacimientos explotados en la provincia de Santa Cruz.

“Qué le pasa a YPF, que quiere abandonar Santa Cruz sin hacerse cargo de lo que por ley le corresponde, sin hacerse cargo del pasivo ambiental. No señores, se equivocaron. Se quieren ir, háganse cargo del pasivo ambiental. Y dejen que los trabajadores decidamos los destinos de Santa Cruz. Dejen que decidamos los destinos de los yacimientos que YPF tiene cerrados”, aseguró el dirigente gremial.

“Hemos tomado el compromiso con el gobernador de levantar los yacimientos. Y lo vamos a hacer cueste lo que cueste. Con YPF o sin YPF. Si se quieren retirar de la provincia, las puertas de Ramón Santos están abiertas. Pero paguen al pueblo de Santa Cruz lo que el pueblo de Santa Cruz les dio”, manifestó Güenchenen.

“Quiero traerles tranquilidad. Si alguien de YPF ya hico los números de cuántos bonos va a recibir por irse de Santa Cruz abandonando los yacimientos, dejando la gente en la casa, les quiero decir que se olviden, porque van a tener que devolverle a la provincia lo que realmente corresponde. Va a tener que cumplir hasta el último día con los trabajadores petroleros de Santa Cruz”, destacó el titular de petroleros privados.

En la misma línea, el ministro de Energía de Santa Cruz, Jaime Álvarez, le pidió a YPF que realice una transición ordenada para evitar cualquier tipo de inconveniente. “Si se quieren ir que se vayan, pero que nos den tiempo para hacer una transición ordenada. Le pedimos a YPF responsabilidad en el traspaso, para que se haga una reorganización provincial. Que detengan los stand by que están realizando, para poder organizarnos con las nuevas operadoras”, subrayó.

En tanto, el ministro de Trabajo de Santa Cruz, Julio Gutiérrez, aseveró que si la empresa decide irse deberá pagar sus deudas. “No vamos a permitir que se lleven las esperanzas de la gente. Se van, pero tienen que devolver todo lo que se han llevado y todo lo que no dieron durante todo este tiempo. El compromiso del gobernador es que tienen que hacer una transición ordenada, tiene que cumplir las leyes, y no va a quedar ningún trabajador sin su trabajo”, consideró el funcionario santacruceño.

“El pasivo ambiental que tiene YPF es mucho más grande de lo que vale la compañía”

La presencia de Ignacio Torres en la Legislatura de Chubut dejó mucha tela por cortar. El gobernador ratificó su postura de diálogo, pero avisó que irá a la Justicia para reclamar los fondos de coparticipación que retiene el Gobierno nacional. Asimismo, criticó duramente a YPF por querer retirarse de la provincia sin hacerse cargo del pasivo ambiental.

“YPF es parte de nuestra identidad como chubutenses”, consideró el mandatario y subrayó que la compañía busca retirarse de los yacimientos maduros por dos cuestiones: busca la rentabilidad del shale, pero también deshacerse del pasivo ambiental.

“¿Cuál es el objetivo de YPF buscando la eficiencia, yéndose de áreas que son rentables? ¿Por qué? Porque si se van, entran otras empresas. El objetivo es deshacerse del pasivo ambiental. Porque el pasivo ambiental que tiene en esta provincia, que tiene en el pueblo de Comodoro, es mucho más plata de lo que vale YPF. Son 100 años donde esta provincia aportó más de 300.000 millones de dólares. ¿Cuántas deudas con el FMI? Eso es esfuerzo de los chubutenses”, cuestionó Torres.

Tal como viene informando eolomedia, la empresa de mayoría estatal busca desprenderse de activos que tiene a lo largo del país para centrar su atención en yacimientos más productivos como lo son Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur.

El primer paso lo dio en Santa Cruz. El gobernador Claudio Vidal anunció un principio de acuerdo con YPF donde el Gobierno provincial recuperaría 10 bloques en la parte sur de la Cuenca del Golfo San Jorge. Se suponía que lo mismo sucedería en Chubut, pero ciertas cuestiones imposibilitaron que el convenio se firmara.

Según pudo saber este medio, la empresa de mayoría estatal les habría planteado a las autoridades de la región entregar una cierta cantidad de yacimientos desligándose de los trabajadores y del pasivo ambiental que hay en Comodoro. Los dirigentes chubutenses se negaron.

La postura de YPF encontró al oficialismo y a la oposición en la misma vereda. Se podría decir que el plan de la empresa cerró, por un momento, la grieta en Chubut.

El secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut y diputado nacional, Jorge Ávila, advirtió que el retiro de la empresa de mayoría estatal de Chubut podría dejar sin trabajo a más de 6 mil trabajadores, un futuro incierto para las pymes y un pasivo ambiental enorme en Comodoro Rivadavia. “Se quiere ir como si nada y dejar las áreas tiradas. No le importa el pasivo ambiental, no le importa lo que deja. Nosotros le decimos que estamos dispuestos a pelear. No queremos que desaparezcan, que se vayan y que nos dejen tirada la provincia de Chubut”, advirtió.