Petrobras ratificó que se quedará en Argentina

Petrobras anunció que canceló el proceso de desinversión y achicamiento que se había iniciado en los gobiernos de Michel Temer y de Jair Bolsonaro y mantendrá sus operaciones en la Argentina, según una resolución del directorio informada a la Bolsa de Valores de San Pablo.

El directorio de empresa estatal brasileña aprobó el cierre de los procesos de desinversión en Petrobras Operaciones S.A, la filial en la Argentina, y en los campos terrestres brasileños Polo Urucu, Polo Bahia Terra y Campo de Manatí.

Según un comunicado al mercado, Petrobras debería “maximizar el valor de la cartera centrándose en activos rentables, reponer las reservas de petróleo y gas, incluida la exploración de nuevas fronteras, aumentar la oferta de gas natural y promover la descarbonización de las operaciones”.

Petrobras, estatal con capital abierto que cotiza en las bolsas de San Pablo y Nueva York, es considerada clave por el Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva para el proceso de reindustrialización del país, así como el relanzamiento de la industria naval.

La Federación Única de Trabajadores Petroleros (FUP) celebró la decisión y aseguró que es un paso hacia la reconstrucción, después del proceso privatizador que incluyó la venta de una refinería en el Estado de Bahía al fondo de inversión de Emiratos Árabes Unidos Mubadala, y la de la subsidiaria de estaciones de servicio BR Distribuidora, realizadas durante el Gobierno de Bolsonaro.

Hay que recordar que en octubre del año pasado la petrolera brasileña anunció que venderá la totalidad de su participación en su subsidiaria argentina, Petrobras Operaciones (POSA), desprendiéndose de esta manera de sus últimos activos en el país. POSA tiene una participación del 33,6 % en el yacimiento Río Neuquén, que administra en conjunto a YPF (33,3%) y Pampa Energía (33,1%).

La participación de Petrobras en POSA está estructurada a través de sus filiales, Petrobras International Braspetro, que ostenta el 95 %, y Petrobras Valores Internacionales de España, que tiene el 5 % restante. La firma UBS Securities LLC será el asesor financiero exclusivo del proceso de venta y los interesados podrán manifestarse hasta el 4 de noviembre.

De acuerdo con el comunicado divulgado por la estatal brasileña, hasta septiembre de este año la producción de POSA en el campo, que contiene importantes reservas de gas no convencional del tipo “tight”, fue de 1,52 millones de metros cúbicos por día de gas natural y 70.000 barriles diarios de petróleo, condensado y gasolina.

La venta de la filial de Petrobras en Argentina se enmarca en el ambicioso plan de desinversiones de la compañía para reducir la deuda, mejorar su perfil financiero y centrar las operaciones en los activos más rentables, principalmente los de explotación de hidrocarburos en aguas muy profundas.

Controlada por el Estado brasileño, Petrobras cuenta con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid. La petrolera brasileña tiene previsto alcanzar, entre 2022 y 2026, unas desinversiones comprendidas entre los 15.000 millones de dólares y los 25.000 millones de dólares.