Las normas para impulsar la minería

Catamarca es una de las provincias que más ha crecido el empleo privado durante los últimos años. Esto se debe al impacto que tiene la minería en el noroeste argentino (NOA) y a las normas que imponen las comunidades para poder desarrollar los proyectos.

En la región hay dos pilares sobre los cuáles se trabaja: el qué hacer en el post cierre de minas y la licencia social. Estas cuestiones son fundamentales para poder realizar cualquier tipo de propuesta en Catamarca.

“Tenemos empresas internacionales que van a cumplir 30 años en la provincia y donde hemos podido mejorar las relaciones con los proveedores locales, generar mano de obra catamarqueña capacitada y lograr un consenso social para mejorar la calidad de vida”, subrayó el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil.

En el marco del evento AmCham Summit 2024: Una Argentina viable, el mandatario explicó que actualmente se desempeñan 40 empresas privadas en el sector minero y sostuvo que lo mejor es pensar en qué se hará cuando se cierra la mina. “El proceso se basa en la exploración, construcción, explotación y el cierre de la mina. Yo siempre digo que, si usted quiere hacer minería y es autoridad, tiene que pensar en el cierre de minas. En eso estamos pensando junto con las comunidades ahora”, destacó.

 

 

Jalil afirmó que el mundo mira los proyectos mineros de Argentina y ponderó la seriedad con la que se trabaja en Catamarca, San Juan, Santa Cruz, Jujuy y Salta. Sin embargo, consideró que los inversores también depositan su atención en los conflictos de la macroeconomía.

“Hay una mitad que se centra en la posición de las provincias y otra mitad en lo que es la economía. Hay que trabajar para que se mire todo como un grupo”, aseveró.

En este marco, el gobernador de Catamarca destacó que Argentina exportará cerca de 6 mil millones de dólares en lo que refiere a la minería y pidió tomar conciencia sobre los riesgos que implica invertir en el país. “Ponete en la piel de un empresario que está viendo la tele de Argentina desde su casa en Europa y tiene que empezar a pensar que para poder invertir en una provincia y tiene que lidiar con todo respeto, con un cacique, que muchas veces, y esto está comprobado por la Justicia, no tienen absolutamente nada que ver con las comunidades originarias ¿Cómo hacés para seducirlo de que eso no sea un obstáculo? Uno va a Canadá y también hay que lidiar con las comunidades, la calidad de vida y pensar en el cierre de minas”, aseguró.