Enarsa acordó con Bolivia la continuidad de la provisión de gas para el NOA

Energía Argentina S.A. (Enarsa) acordó con Bolivia la continuidad de la provisión de gas para abastecer la demanda de siete provincias del centro/norte del país durante el invierno, con el fin de evitar nuevos problemas de escasez y a raíz de la dilatada finalización de la Reversión del Gasoducto Norte.

La compañía estatal anunció que firmó con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) la novena adenda al contrato que las vincula para asegurar la provisión de gas natural para la demanda del Norte Argentino para los meses de agosto y septiembre del presente año.

Desde Enarsa aseguraron que “este suministro permitirá abastecer la zona centro/norte del país con hasta 4 millones de metros cúbicos por día (MMm3/día) en función del requerimiento de la demanda interna, mientras se termina con el proyecto de Reversión del Gasoducto Norte, actualmente en marcha”.

Al mismo tiempo, precisaron que “dicho proyecto de Reversión del gasoducto de TGN, se estima que estará en operaciones el 15 de septiembre permitiendo llevar a las provincias del norte 5 MMm3/día adicionales a los actuales y en una segunda etapa otros 4 MMm3/día”.

El contrato de abastecimiento entre Argentina y Bolivia, que provee de gas a 7 provincias del centro y norte del país, tenía fecha de vencimiento el próximo 31 de julio, tras décadas de vigencia. Con la nueva renovación se estira por dos meses más, con el objetivo de que una vez cumplido el plazo de extensión ya esté terminada la Reversión del Gasoducto Norte y la demanda empiece a ser cubierta con recursos de Vaca Muerta.

La tarea de Enarsa

Tras la crisis por el faltante de gas en mayo, el Gobierno busca que no se repita dicho escenario en medio de los meses más fríos del año, por lo que además del acuerdo con la petrolera boliviana, en las últimas semanas avanzó en la concreción de negociaciones con Brasil y Chile para reforzar el abastecimiento.

Con el país presidido por Lula Da Silva se suscribió a fines de abril un Memorándum de Entendimiento entre Enarsa y Petrobras por un plazo de tres 3 años, con diferentes propósitos, entre los cuales está “solucionar el abastecimiento de gas del NOA mientras se finalizan las obras recientemente licitadas de reversión del Gasoducto Norte”.

En tanto, con el país trasandino se acordó la semana pasada, con la estatal Enap, la importación de gas natural para abastecer el norte argentino, desde la terminal de Gas Natural Licuado (GNL) de Mejillones.

Al respecto, desde el Ministerio de Energía chileno informaron que “Engie Energía Chile y Enap Refinerías firmarán un contrato de compraventa de gas natural para exportar los volúmenes dispuestos a Enarsa”.

El impulso de RIGI

La iniciativa que favorece grandes inversiones era esperada por compañías locales y multinacionales.

El Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones (RIGI) potenciará la llegada de capitales a distintos sectores claves de la economía, con eje en la energía y la minería, coinciden especialistas.

El RIGI mantiene el monto base para las inversiones de US$ 200 millones para foresto industria, infraestructura, minería, energía, tecnología, turismo, petróleo y gas, y siderúrgica.

Los proyectos incluidos en el RIGI deberán destinar, como mínimo, el 20% del monto total de la inversión a contratar proveedores nacionales.

Desde el Gobierno, destacan que las empresas de energía y minería tienen anuncios por unos US$ 100.000 millones para la próxima década, con un gran foco en Vaca Muerta.

La lista de obras es liderada por la construcción de gasoductos y oleoductos que transporten gas y petróleo no convencional a puertos exportadores y zonas alejadas de yacimientos hidrocarburíferos. También la construcción de nuevos puertos exportadores.

En materia minera, obras vinculadas al litio, mientras que en cuanto a energía verde, pueden llegar inversiones para construir más parques solares y eólicos.

También se incluyen líneas de alta tensión para abastecer con energías renovables a grandes industrias, pozos petroleros y gasíferos de Vaca Muerta, plantas de tratamientos y minas en la alta montaña. Además de aeropuertos y emprendimientos hoteleros y gastronómicos para fomentar el turismo y los negocios.

Hay al menos cinco grandes proyectos energéticos y mineros que se verán favorecidos por el RIGI. Entre todos, se acercan a la suma de los US$ 100.000 millones.

De ese total, el 75% corresponde a los no convencionales (u$s 8.569 millones), con foco principal en el petróleo (85%); en tanto sólo el 25% se destinará para bloques convencionales (u$s 2.792 millones).

El efecto en el shale

Vaca Muerta puede ser el gran capitalizador de las nuevas leyes aprobadas por el Congreso. En lo que va de 2024, ya se superaron las 7.600 etapas de fractura y se espera cerrar el año con 18.000.

Entre las principales inversiones, se anotan YPF con US$ 4.400 millones, PAE con US$ 1.600 millones, Vista con US$ 1.000 millones; Tecpetrol con US$ 500 millones, Shell con US$ 400 millones y CGC con US$ 360 millones, entre otras. Si a esto se suma el potencial que aportará el RIGI, la lista de inversiones posibles es ilimitada.

En materia de energía, el principal proyecto atado al RIGI es la planta de GNL de YPF y Petronas, con una inversión inicial de US$ 360 millones en partes iguales. Incluso, Petronas confirmó el inicio de la construcción de una unidad flotante de procesamiento de Gas Natural Licuado (GNL), para operar en conjunto con YPF y poder exportar a partir de 2027 el gas de Vaca Muerta. El acuerdo con Petronas prevé comenzar a exportar GNL a partir de 2027.

Este proyecto, llamado ARGLNG, busca alcanzar en la próxima década una exportación de 120 mm3/d por un valor de US$ 16.000 millones.

A esto, se suma la perforación del primer pozo de hidrocarburos offshore en la Cuenca Norte del Mar Argentino. Especialistas estiman que generará inversiones por US$ 40.000 millones y la contratación de más de 100 mil trabajadores. Los impactante de este proyecto es que podría tener un potencial incluso superior a Vaca Muerta. Pero claro, hay que sacar el fluido del fondo del mar, a 4.000 metros de profundidad, algo que Argentina nunca desarrolló a gran escala. El proyecto podría sumar unos 200.000 barriles diarios, por un valor de US$ 35.000 millones.

A estas iniciativas se suma el proyecto para convertir a Río Negro en un polo mundial de exportador de hidrógeno verde. Llamado Proyecto Fortescue, implicaría inversiones por unos US$ 10.000 millones. Se podrían producir más de 2 millones de toneladas anuales de energía limpia. Representa la demanda de unos 15 millones de hogares.

En materia minera, los proyectos en danza incluyen extracciones de cobre que generarían inversiones por más de US$ 20.000 millones. La proyección de la Cámara Argentina de Empresas Mineras (CAEM) estimó que en una década la demanda de cobre en el mundo puede crecer a casi 10 millones de toneladas, y recomienda que la Argentina se posicione a gran velocidad para satisfacer a parte de esos compradores.

Cuándo estará lista la reversión del Gasoducto Norte

La reversión del Gasoducto del Norte, una obra estratégica para llevar gas al norte del país desde Vaca Muerta estará concluido hacia septiembre próximo según fuentes oficiales y privadas.

El gas permitirá suplir el declinante aporte de gas de Bolivia, que ya no logra cubrir su propia demanda.

La única obra pública que el Gobierno decidió priorizar es clave para llevar gas a siete provincias del centro y norte.

El gas será para uso domiciliario pero también para permitir la generación de electricidad por parte de las centrales térmicas.

El Banco de Desarrollo de América Latina le prestó a la Argentina US$ 540 millones para la obra que permitirá distribuir la creciente producción no convencional de gas de Vaca Muerta, desde la Cuenca Neuquina.

Se trata de una obra clave para impulsar la transición energética hacia combustibles menos contaminantes.

La reversión enviará gas a las provincias de Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, Salta, Jujuy, La Rioja y Córdoba.

Cuando esté concluida permitirá enviar unos 16 millones de metros cúbicos diarios.

La “reversión” ya incluyó la soldadura en línea regular de los tramos 2 y 3, los primeros 100 kilómetros del llamado “Gasoducto de Integración Federal” -sobre un total de 122 km- que se extiende de Tío Pujio a La Carlota, en Córdoba, vinculando los Gasoductos Centro-Oeste y Norte.

Para acortar los tiempos de obra se usó un sistema de soldadura automática (el mismo aplicado en el GPNK) y que ya se realizaron 4.059 soldaduras en 41 días.

La obra avanza con la construcción de los restantes 22 km del Gasoducto, 62 kilómetros de loops al Gasoducto Norte a la altura de Ferreyra y la Ciudad de Córdoba y el cambio de sentido de 4 plantas compresoras, con fecha de finalización de las obras prevista para fin de agosto”.

Techint y Sacde terminaron esas soldaduras, pero aún no las cobraron del Estado nacional, que les adeuda unos $14.000 millones de mayo, que fueron cubiertos con crédito de bancos comerciales.

El presupuesto total de la obra es de US$ 720 millones, de los que el crédito de US$ 540 millones del Banco Latinoamericano cubre tres cuartas partes.

BTU construirá los dos tramos pendientes del Gasoducto Norte

Energía Argentina (Enarsa) realizó este viernes la firma de los contratos con la empresa BTU para la construcción de los dos tramos pendientes del proyecto denominado Reversión del Gasoducto Norte.

El acto, que tuvo lugar en la sede de la compañía, fue encabezado por Juan Carlos Doncel Jones, presidente de Energía Argentina, acompañado por Rigoberto Mejía Aravena, vicepresidente y Horacio Amartino, Director de la Unidad de Ejecución de Gasoductos. Por BTU participó su presidente, Carlos Mundín.

Las obras incluyen la construcción de 22 km del gasoducto de Integración Federal Tío Pujio-La Carlota, provincia de Córdoba, con caños de 36 pulgadas de diámetro, que vincula el Gasoducto Centro-Oeste con el Norte. Dicho ducto contará con otros 100 km que ya están en ejecución.

Asimismo, la contratista BTU deberá llevar adelante la construcción de dos ampliaciones (loops) al Gasoducto Norte, de 62 km de extensión, con cañerías de 30 pulgadas de diámetro, también en la provincia de Córdoba.

Hay que recordar que Enarsa completó la instalación en Córdoba de una planta soldadora industrial de caños que permite reducir los tiempos de obra.

El equipamiento, denominado planta de doble junta, fue montado en Ucacha, donde también se encuentra uno de los acopios de caño. Permite realizar soldaduras en forma industrial cerca de la propia traza.

En estas instalaciones móviles se sueldan en forma industrial dos caños de 12 metros de largo, para convertirlos en ductos de 24 metros, lo que redunda en mayor velocidad y en una menor cantidad de soldaduras cuando luego se colocan junto a la zanja (lo que se conoce como desfile de caños).

Asimismo, en Ucacha también avanza el acopio de tubos, donde ya se trasladaron desde la planta de Tenaris SIAT, en Valentín Alsina, más de 50 kilómetros de caños.

La Reversión del Gasoducto Norte se completa con el cambio del sentido de flujo de 4 plantas compresoras, que se encuentran en proceso de licitación.

Este proyecto, cuya finalización está prevista para fines del invierno de este año. Permitirá llevar el gas de Vaca Muerta a hogares e industrias de Córdoba, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Salta y Jujuy, y el desarrollo a escala de nuevas actividades industriales, especialmente la minería de litio.

Habrá dos licitaciones para el reglón 1 de la reversión del Gasoducto Norte

El invierno está cada vez más cerca. El reloj juega en contra de la llegada de las bajas temperaturas y en el Gobierno nacional buscan acelerar los tiempos de la obra de la reversión del Gasoducto Norte, que permitirá que el gas de Vaca Muerta abastezca al norte argentino.

El primer paso constó en dividir en dos el reglón 1 de la obra. La idea es recibir propuestas por la reversión de las plantas compresoras y otra para los gasoductos.

El renglón 1 ya había sido licitado en un solo llamado, pero las ofertas de la Techint – Sacde y de BTU superaron el estimado. Asimismo, la propuesta de Pumpco fue aceptada por presentar inconsistencias técnicas. Esto llevó a Enarsa a declarar desierta la licitación y plantear una nueva estrategia.

Según pudo saber eolomedia, la idea de la compañía es avanzar en una nueva licitación más simple donde se volverá a licitar el reglón 1 en dos partes, pero con la particularidad que solo volverán a participar Sacde- BTU y Pumpco.

De esta manera, Enarsa llamó a licitación bajo los expedientes 01/24 y 02/24. Las ofertas por el primer expediente se recibieron hasta el 26 de febrero y consistió en buscar una compañía que se encargue de la ingeniería del completamiento de dos tramos de Loop de 51,5 km y 10,5 km respectivamente, de gasoductos de 30 pulgadas de diámetro nominal, paralelos al Gasoducto Norte, ubicados entre las plantas compresoras existentes de Tío Pujio y Ferreyra, ambas emplazadas en la Provincia de Córdoba.

Las obras incluyen las conexiones a ser realizadas en ambos extremos de los tramos de Loops, y todos los insumos, materiales y servicios que sean necesarios a tal efecto.

En tanto, el expediente 02/24 se trata de la reversión de las cuatro plantas compresoras: Ferreyra y Dean Funes, ubicadas en Córdoba; Lavalle, emplazada en Santiago del Estero; y Lumbrera, que se encuentra en Salta.

Las ofertas para participar del expediente 02/24 pueden presentarse hasta las 10:30 del 11 de marzo de 2024 ya que media hora más tarde se realizará la apertura de sobres de las propuestas enviadas.

BTU y Techint-Sacde con chances de quedarse con la reversión del Gasoducto Norte

La empresa Energía Argentina abrió esta tarde el Sobre 2 con la propuesta económica para el renglón 1 de la reversión del Gasoducto del Norte, una obra que en 2024 permitirá transportar el gas de Vaca Muerta hacia las provincias del norte argentino y finalizar con la importación desde Bolivia.

En el acto que se realizó en la sede de la empresa en la ciudad de Buenos Aires encabezado por su titular Agustín Gerez, se abrió el Sobre 2 con la propuesta económica para el renglón 1 de la reversión del Gasoducto del Norte.

Esta licitación pública GPNK 02/2023 corresponde a la ingeniería del detalle, suministro y construcción del proyecto, que incluye la reversión del Gasoducto Norte y obras complementarias al Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.

El renglón 1 que abarca la reversión de cuatro plantas compresoras existentes en Córdoba, Santiago del Estero y Salta, un loop (ampliación) de 62 kilómetros junto a la traza del Gasoducto Norte y la construcción de los 22 kilómetros finales del gasoducto Tío Pujio-la Carlota-.

En tanto, de acuerdo a la conformación de la licitación, el renglón 2 abarcará del kilómetro 0 al 50 y el renglón 3 del kilómetro 50 al 100 del gasoducto a construir entre Río Pujio y La Carlota en la provincia de Córdoba.

En esta segunda instancia se abrió el Sobre 2 con montos de dos de los tres oferentes: la empresas BTU presentó una póliza por $ $183.384 millones y Techint-Sacde por $146.996 millones, quedando para futuras instancias la apertura de las ofertas para los renglones 2 y 3.

“En el caso de Techint-Sacde presenta un descuento especial por un total descuento de 3,80% que totaliza $141.410 millones”, detalló Gerez.

Los dos grupos que ofertaron por las obras son los mismos que tuvieron a su cargo los tres renglones en que oportunamente se dividió la construcción de la Etapa I del GPNK, que culminó en julio con un trabajo de ingeniería y de obra inédito al realizarse en apenas 10 meses.

A fines de septiembre de este año, la empresa estatal Energía Argentina realizó la apertura de ofertas para la Reversión del Gasoducto Norte, en la que se recibieron 3 ofertas por la empresa estadounidense Pumpo INC, las locales BTU S.A, y Techint-Sacde.

En aquella apertura de ofertas se dieron a conocer los montos de las garantías de mantenimiento de los tres oferentes: BTU presentó una póliza por $ 713.882.957,73, Pumpco una por $ 713.882.957,79 y Techint-Sacde por $ 713.882.960.

En este marco, Gerez destacó que la obra se prevé que la obra esté concluida en mayo de 2024, lo que “posibilitará un ahorro fiscal de US$ 1.960 millones de importación”, acompañado de una política que se ha iniciado con el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner en Etapa 1 que “nos permitirá en 2024 un ahorro de US$ 4.400 millones”.

Entre los beneficios se destaca la distribución del gas de Vaca Muerta a las industrias de Córdoba, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Salta y Jujuy, así como la conexión de hogares a las redes de gas natural y el desarrollo a escala de nuevas actividades fabriles, en especial la minería de litio.

También bajará el costo de generación eléctrica y del gas natural para las industrias del norte argentino y generará 3.000 puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos.

Además, otorgará al país la posibilidad de realizar exportaciones hacia el norte de Chile, al centro de Brasil y a Bolivia, y su habilitación está prevista para antes del invierno 2024.

Finalmente, el costo de la obra será de u$s 710 millones, de los cuales u$s 540 millones serán financiados por un crédito del Banco de Desarrollo para América Latina y el Caribe (CAF) y el resto con fondos de Cammesa, la empresa que administra el mercado eléctrico mayorista.